La necesidad de cambio que vive nuestra sociedad parece constituir un escenario adecuado para retomar la promoción de modalidades de trabajo que importen flexibilidad laboral, asegurando el bienestar, inclusión y accesibilidad de colaboradores dentro de las empresas.

Hoy la flexibilidad laboral es un tema que ha tomado cada vez más fuerza, es más, como ya hablamos en artículos anteriores, en el Congreso se está tramitando una modificación al Código del Trabajo sobre  “Del trabajo a distancia y teletrabajo”. Pero mientras esa modificación no ocurra, se hace imperativo que hoy los empleadores sean más empáticos y faciliten alternativas para promover el cuidado de sus trabajadores.    

Debemos, como empresas, hacer un cambio de mentalidadreplantearnos la forma de hacer las cosas, impulsando culturas que promuevan la autonomía y liderazgo personal con el propósito de ir evolucionando a formatos de trabajos más flexibles y óptimos, como el teletrabajo/home office reducción de la jornada. 

Según Francisco Espinosa, líder de Recursos Humanos de Accenture Chile, “en la última encuesta GPTW, ante la pregunta ‘qué hace de Accenture un buen lugar para trabajar’, el 85% de nuestros colaboradores citó el beneficio de home office, lo que demuestra la importancia de impulsar este tipo de iniciativas en las empresas”. 

Desde Tesacom, Rossana Rojas, gerente de Administración y Finanzas, dice que “nuestros profesionales están conscientes que el hecho de trabajar desde su hogar no significa un día de descanso o vacaciones cada semana, simplemente es una oportunidad para seguir haciendo lo mismo que hacen en la oficina, pero más cerca de su familia. Todo ello gracias a las tecnologías disponibles en la actualidad”. 

“Grandes empresas como American Express declararon que la productividad ha aumentado hasta 45% cuando realizan iniciativas de trabajo desde casa, y diversos estudios psicológicos reportan que muchos colaboradores se sienten más comprometidos con el trabajo en home office porque lo ven como un beneficio laboral que desean proteger”, según Guillermo Nava, VC Technical Support para Latinoamérica de Logitech, para Factor Capital Humano.  

 Según Gestores Talento Humano algunos de los beneficios del teletrabajo/home office son: 

  1. Mejora la calidad de vida.
  2. Aumenta la responsabilidad laboral.
  3. Ahorro de tiempo y dinero en traslados.
  4. Flexibiliza el horario y ritmo de trabajo.
  5. Reduce bajas y ausentismo.
  6. Facilita la valoración del trabajo.
  7. Aumenta la lealtad de tus colaboradores.
  8. Ahorro en los costos de una oficina.

Vamos a lo táctico, para ejecutar ese tipo de iniciativas se debe partir de la base de la confianza y la auto gestión, tener una cultura enfocada a las metas y objetivos en donde no se trata de la cantidad de horas en las que se trabajan, sino que se basa en calidad, y diseñar una política de teletrabajo que incluya: 

  • Introducción: ¿Qué es? ¿Por qué se crea? Etc. 
  • Condiciones del beneficio:  

1) Quiénes lo pueden usar. 

2) Requisitos para hacer uso del beneficio. 

3) Las condiciones del beneficio: horario laboral (en conformidad a lo dispuesto en el Código del Trabajo, en atención a la naturaleza de sus labores, y conforme lo dispone su Contrato de Trabajo),  de días dispuesto para trabajar en dicha modalidad, etc.  

Así el colaborador deberá cumplir con las mismas estipulaciones de jornada y descansos que se apliquen a los colaboradores que prestan sus servicios en las respectivas oficinas. 

  • Proceso de solicitud y registro: Determinar un conducto formal para el acceso al beneficio. Puede proponer que el colaborador, con 48hrs de anticipación mínimo, envié un mail formal al jefe directo solicitando el uso del beneficio especificando los días requeridos y confirmación de política. Luego es importante que esto quede registrado en un sistema de control, para seguimiento o activar la participación de otros actores que facilitarán la puesta en marcha del beneficio. 
  • Disponibilizar las herramientas y tecnología: Proveerse con la anticipación y oportunidad necesaria, de los materiales, equipos, implementos y herramientas de trabajo para cumplir adecuadamente la labor encomendada. Las fallas y daños de gravedad de los equipos facilitados por la empresa, que luego de un análisis técnico se deduzca que fueron ocasionados como consecuencia de una manipulación y uso negligente o descuidada por parte del trabajador, y que no sean consecuencia de su uso natural, serán de cargo de este último.  
  • Condiciones del lugar de trabajo: Para efectos de que el colaborador pueda desarrollar sus funciones en su domicilio particular, será requisito que éste cuente con un lugar confortable y adecuado para cumplir su jornada laboral. En este sentido, el domicilio del trabajador deberá tener un espacio independiente de la vida doméstica que cuente con privacidad y tranquilidad; deberá estar acondicionado con el mobiliario suficiente en función de la actividad a desarrollar, con la ergometría necesaria y tener condicionales ambientales confortables en cuanto a ruido, temperatura, humedad, ventilación e iluminación. Asimismo, el domicilio del colaborador deberá contar con banda ancha (Internet) que permita el desempeño de las funciones del colaborador en la forma adecuada. 
  • Seguridad de la Información: De conformidad a las políticas de la empresa, para proteger la confidencialidad de los secretos industriales, la información comercial sensible y las materias de negocios, el colaborador se obliga a tomar todas las medidas necesarias para proteger en su hogar la información y propiedad de la empresa. El colaborador deberá mantener estricta reserva sobre cada una de las operaciones y, muy especialmente, mantener confidencialidad absoluta respecto de los antecedentes o documentos a los que tenga acceso en virtud de su cargo, tanto de la empresa como de sus clientes, sea que estos se encuentren en los sistemas de la empresa o en su lugar habitual de trabajo. La obligación de secreto profesional subsistirá para el colaborador aún después de la terminación del contrato de trabajo. Así mismo es importante que tenga el resguardo de conectarse a redes wifi seguras, trabajar en los canales formales establecidos y cumplir con las conductas éticas reflejadas en el código de conducta de la empresa. 

La invitación es a revisar alternativas viables de implementar en sus empresas y que ya tienen estudios sustantivos y validos que respaldan indicadores óptimos de desempeño. No sólo beneficiará a los colaboradores y logros de KPIs, sino también sus bolsillos, este tipo de iniciativas ayudan a reducir los costos fijos operacionales. 

En Alster, integramos esa flexibilidad no sólo en la modalidad de trabajo para nuestros colaboradores (home office y horarios flexibles), sino también, en nuestro modelo de negocio al trabajar con abogados freelancers. Por lo mismo, promovemos una cultura sustentada en valores como: “desafiamos el status quo“, “trabajamos de forma inteligente“,generamos valor colaborando“, entre otros, que reflejan nuestra forma de actuar y pensar. Siempre en post de entregar el mejor servicio a nuestros clientes y contar con el mejor espacio laboral para nuestros colaboradores.  

Por Valentina Giglio, People & Culture Manager en Alster. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú