Del Trabajo a distancia y teletrabajo. Lo que dispondrá el nuevo capítulo del Código del Trabajo.

Tal como señalamos en el artículo anterior, el nuevo capítulo del Código del Trabajo que actualmente se está tramitando en el Congreso, va a regular las relaciones entre trabajadores y empleadores que hayan pactado por escrito, que la prestación de servicios bajo dependencia y subordinación se realice, total o parcialmente, fuera de las instalaciones de la empresa. Si estos servicios son prestados mediante la utilización de medios tecnológicos, informáticos o de telecomunicaciones, o bien los servicios prestados deban reportarse mediante tales medios, hablamos de teletrabajo.  

Ahora bien, ¿qué establece la futura normativa? En términos generales el proyecto de ley regula tanto el trabajo a distancia como el teletrabajo, en los siguientes términos:

La modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo debe ser pactada por ambas partes. Si ello se acuerda con posterioridad al inicio de la relación laboral se deberá establecer un plazo no inferior a tres meses para que cualquiera de ellas, retome las condiciones laborales pactadas con anterioridad a la suscripción de la modalidad de trabajo a distancia. Vencido este plazo se requiere acuerdo de ambas partes para volver al trabajo presencial.

  Se establece expresamente que la aplicación del trabajo a distancia y el teletrabajo no podrá conllevar en ningún caso el menoscabo de los derechos reconocidos para el trabajador en el Código del Trabajo, en especial con respecto a la remuneración.

Al momento de acordar que el empleo será bajo esta modalidad, ambas partes deberán definir en qué sitio se realizará el servicio, pudiendo ser en más de uno. Estas normas no se aplicarán cuando el trabajador deba prestar servicios en lugares designados y habilitados por el empleador, aun cuando se encuentren ubicados fuera de las dependencias de la empresa o establecimiento.

 En cuanto a la jornada de trabajo, el trabajador a distancia estará sujeto a las reglas generales de jornada de trabajo establecidas en Código del Trabajo. Sin embargo, si la naturaleza de las funciones lo permite, las partes podrán pactar que el trabajador distribuya libremente su jornada.

En el caso del teletrabajo, las partes podrán acordar que el trabajador quede excluido de la limitación de jornada de trabajo. De ser así, el empleador deberá garantizar el derecho a desconexión de los trabajadores, respetando su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, para cuyos efectos deberá elaborar una política interna que quede plasmada en un reglamento interno de la empresa, el que debe registrarse en la Inspección del Trabajo.

Estas formas de empleo podrán abarcar toda o parte de la jornada laboral, combinando el trabajo presencial en la empresa con tiempos de trabajo fuera de ella.

 El empleador será quien deberá implementar un mecanismo fidedigno de registro de cumplimiento de la jornada.

Las compañías que tengan trabajadores que ya presten servicios a distancia o teletrabajo, deberán ajustarse a los términos estipulados en la regulación dentro de un año, contado desde que la ley entre en vigencia.

En cuanto al contrato de trabajo, este deberá contener las cláusulas indicadas en el artículo 10 del Código del Trabajo, que establece las cláusulas de todo contrato de trabajo, además de las siguientes cláusulas establecidas en forma específica para el contrato de trabajo a distancia y teletrabajo:

  1. a)  Indicación expresa del acuerdo de las partes sobre modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo, y si esta es total o parcial. En este último caso forma de combinación entre trabajo presencial y a distancia o teletrabajo.
  2. b)    Especificar el lugar en donde el trabajador prestará sus servicios.
  3. c)    Período de duración del acuerdo.
  4. d)    Sistemas de control y gestión respecto de los servicios convenidos.
  5. e)   Indicar los equipos y útiles de trabajo que el empleador entregará al trabajador para el cumplimiento del contrato, su forma de restitución y gastos asociados a su operación y mantenimiento. El trabajador no podrá ser obligado a usar sus propios materiales.
  6. f)     El hecho de haberse acordado libre distribución de la jornada.
  7. g)    Plazo en que se podrán retomar las condiciones de trabajo originales.

El empleador deberá enviar un ejemplar del Contrato de Trabajo a la Inspección del Trabajo, siendo esta última la que lo hará llegar también al organismo administrador del seguro de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

Respecto a las condiciones específicas de seguridad y salud, se establece que estas serán reguladas por un reglamento que dictará al efecto el Ministerio del Trabajo y Previsión Social.

En el próximo artículo nos referiremos a las ventajas y desventajas de este tipo de trabajo y su regulación, y a la experiencia de su implementación tanto para empresas privadas como estatales.

En Alster Legal contamos con un equipo experto en derecho laboral que puede resolver cualquier duda respecto de este tema, contáctanos en www.alsterlegal.com/contacto/.

Jimena Altuzarra, Coordinadora de Comunicaciones en Alster Legal.

 

Menú