Inversión de impacto en Latam. Desafíos legales.

La industria de inversión de impacto (también conocida como impact investing) llegó para quedarse. De la mano del creciente desarrollo de la innovación y el emprendimiento social, tanto inversionistas como emprendedores, han estado probando exitosamente que sí es posible abordar y resolver problemáticas socioambientales usando modelos de negocios financieramente sostenibles.

Tal como señala Michael Porter, “simplemente en el mundo no hay suficientes recursos estatales ni donaciones filantrópicas para hacer frente los grandes desafíos del planeta, a escala. Los recursos se encuentran en el mundo de los negocios. Los recursos estatales provenientes de impuestos, las donaciones y las ONG’s, si bien pueden utilizar eficientemente recursos a su disposición con fines de impacto, no son capaces de generarlos. Sólo un modelo de negocios es capaz de generar recursos. Todos los recursos del mundo han sido creados por personas y/o empresas que satisfacen necesidades, a cambio de una ganancia neta. No existe en realidad un tradeoff entre impacto socioambiental y rendimiento financiero, es más, abordar problemas socioambientales usando un modelo de negocio se ha transformado en la oportunidad de negocios más grande de la historia de la humanidad.”[1]

Este cambio de paradigma en Latam ya suma USD 4.700 millones en activos bajo administración (AUM) según una encuesta hecha a 67 inversionistas calificados de América Latina. Para los años 2018-2019 se espera levantar capitales por USD 1.000 millones cada año y más del 60% de los encuestados espera rendimientos netos anuales del 11% o más. [2]

¿Será esta industria capaz de reemplazar el rol del estado como ejecutor de políticas sociales? Quizás la palabra “reemplazar” sea inadecuada y extrema, pero sin duda esta tendencia enfatizará el rol subsidiario del estado, dando paso a que privados se aventuren a operar los desafíos de la mano de la innovación, el emprendimiento y la gestión eficiente.

En países desarrollados tales como UK y EEUU, estos modelos de negocios financieramente sostenibles han generado cambios en la regulación y promovido innovación en materia contractual e instrumentos legales y financieros. Casos destacados son, por ejemplo, la creación de una nueva figura social llamada Benefit Corporation en EEUU (conocida por ser usado por muchas B corporations o empresas B), la cual permite a los emprendedores, entre otros derechos, diseñar un gobierno corporativo que permita perpetuar la misión u objeto social de la empresa. Esto ha generado una especialización y esfuerzo por estandarizar los contratos y cláusulas para transacciones de impacto. Prueba de ello, es el proyecto impact terms project. [3]

Los Bonos de Impacto Social (Impact Bonds), nacidos en el Reino Unido, son otro ejemplo innovador. Éstos, a diferencia de los bonos convencionales, ofrecen a inversionistas ya sea privados o del Estado, un renta variable sujeta al cumplimiento de objetivos de impacto subyacentes a una determinada política o proyecto ejecutado en el sector público. El Gobierno del actual Presidente Piñera señaló en su programa 2018-22, un compromiso relativo a la emisión del primer bono de impacto social en Chile.

Otra oportunidad de innovación legal que se presenta en relación a la inversión de impacto, es la elaboración de contratos que reflejan innovaciones financieras para enfrentar inversiones de impacto en las industria de Venture Capital.

El crecimiento de la inversión de impacto está teniendo influencia positiva en la forma en cómo se administran y gobiernan las empresas a nivel global. Alster Legal está comprometido con la innovación legal y, en este sentido, aborda las necesidades legales de empresas y proyectos de impacto para enfrentar sus procesos de financiamiento y escalamiento. También, apoyamos a fondos de inversión e inversionistas que busquen incluir en su portafolio factores ambientales y sociales o avanzar hacia estrategias de inversión responsable, sin renunciar a la rentabilidad.

Para mayor información sobre este tema y otros relacionados a la Inversión de Impacto, comuníquese con Ignacio Rodriguez a irodriguez@alsterlegal.com

Referencias:

[1] TED TALK “The case for letting business solve social problems”, Michael Porter. Edinburgh, Scottland, 2013. https://www.ted.com/talks/michael_porter_why_business_can_be_good_at_solving_social_problems?language=en#t-334620

[2] El panorama de la Inversión de Impacto en América Latina, tendencias para 2016 y 2017. Latin American Private Equity and Venture Capital Association (LAVCA), Octubre 2018.

[3] https://www.impactterms.org/

 

Por Ignacio Rodríguez

Ignacio es Advisor de Recursos Naturales y Medioambiente en Alster Legal y abogado especialista en transacciones de M&A, inversiones de impacto y financiamientos estructurados para industrias mineras, energéticas y ambientales. Ha trabajado como abogado asociado en estudios de abogado, así como en la práctica privada, y actualmente también se desempeña como vicepresidente en la Asociación Chilena de Energía Solar, ACESOL A.G.

Es abogado de la Universidad Católica de Chile, MSc en Management & Sustainable Finance de London School of Economics and Political Science y becario Chevening Scholarships del British Commonwealth Office, conocimientos y experiencia con los que aporta al equipo de Alster Legal liderando varios proyectos relacionados con su área de trabajo.

 

 

Menú