¿Cómo conseguir financiamiento para una idea o proyecto?

¿Tienes una idea o proyecto y necesitas fondos? Conversamos con Alejandra Diez, abogada de Alster Legal, quien nos dió su opinión y algunos consejos basados en su experiencia como asesora de emprendedores y fondos de inversión, a la hora de iniciar la búsqueda de financiamiento para tu emprendimiento.

Lo primero que hay que tener presente es que las distintas etapas de un proyecto llevan asociadas distintas fuentes de financiamiento. Es así como lo grafica la denominada curva S:

 

 

En la primera etapa, cuando sólo hay una idea, la alternativa más probable de financiamiento es la llamada “FFF” (family, fans and friends): Familia, amigos, y aquellos que de una manera algo temeraria apuestan por el proyecto. En esta etapa, Alejandra señala que lo importante es ser ordenados desde el inicio, llevando los documentos legales y contabilidad al día, para dar seguridad y transparencia a quienes están creyendo en el proyecto.

Posteriormente, surge la posibilidad de acceder a fondos estatales o de inversionistas ángel, y solo una vez que el emprendimiento se encuentre en una etapa de crecimiento podremos enfrentarnos a la posibilidad de que, un fondo de inversión, ciertas formas de financiamiento colectivo y luego los bancos, estén dispuestos a financiar nuestro emprendimiento. En este caso, la abogada recomienda informarse antes sobre las implicancias y obligaciones que se tendrá al recibir inversión de uno u otro.

Ahora bien, una vez que tenemos una alternativa de inversión ¿Cómo elegir qué instrumentos de financiamiento utilizar?  “Dependiendo del momento en que se encuentre la empresa y del tipo de inversionista que está dispuesto a invertir, podremos utilizar distintos instrumentos de financiamiento. Así, por ejemplo, si la empresa va a hacer una ronda de inversión en el plazo de un año, lo común es que un inversionista ingrese vía nota convertible.” Agrega, que en su experiencia los instrumentos más utilizados son la nota o mutuo convertible y el aumento de capital.

Este proceso no está exento de dificultades “Lo más complicado creo que son los tiempos, ya que empresa e inversionistas deben acordar distintos temas, lo que debe ser plasmado en documentos legales. Esto, a veces, se demora y la empresa puede necesitar con urgencia los fondos, generando ansiedad y frustración” comenta Alejandra. Ello según su opinión podría mejorarse preparando a los emprendimientos de mejor manera, instruirlos en lo que solicitan los inversionistas y lo que no es conveniente que acepten. También explicar los tiempos y manejar expectativas.

En este sentido, la asesoría de un abogado es recomendable en todo el proceso de inversión, especialmente:

  • En la definición de estrategias de financiamiento, de las fuentes de financiamiento a las que podemos recurrir y de los instrumentos que podemos utilizar.
  • Due Diligence.
  • Negociación de condiciones entre emprendedor y financista.
  • Y finalmente, en la fase de preparación de documentos y negociación de éstos con la contraparte.

De este modo, el proceso será más rápido, y se evitarán diferencias que pueden dificultar su éxito, y provocar roces entre las partes.

“En Alster Legal hemos participado en múltiples rondas de financiamiento, apoyando a inversionistas y emprendedores, lo que nos permite entender los requerimientos de uno y otro, sus expectativas, y lo que esperan del proceso.”  Concluye Alejandra.

 

Jimena Altuzarra, Coordinadora de Comunicaciones en Alster Legal.

Menú